LOS CHICOS DEL FUTBOL DEL SAT ESPERAN EL 2021

Mientras el COVID empieza a controlarse en algunas regiones, en otras a regresar con fuerza y en muchas pareciera que nunca se fue, el deporte intenta emerger como puede en este durísimo 2020.

Mientras a nivel profesional masculino, comienza este fin de semana con muchas dificultades y el femenino está cerca, las categorías amateurs tienen que seguir esperando.

Es que la posibilidad de volver para ellos es más compleja. Por un lado, el año está ya finalizando, y por el otro, es muy oneroso contar con tests y controles y, sin esas herramientas, el riesgo es importante.

Esa realidad no es la excepción para las categorías formativas del SAT. Por eso hablamos con su técnico general, Daniel Rodríguez.

"Nuestros sueños se frenaron el 19 de marzo, como para casi todos, justo cuando empezábamos a retomar el trabajo con los chicos y a proyectar el año de competencia", nos cuenta.

Para el entrenador de 52 años, "desde entonces todo se limita a mantenernos comunicados por grupos de whassap y algunos zooms. Nos hemos preocupado más por su salud y estado de animo, que por que pudieran entrenar por su cuenta".

Rodríguez nos explica que "tratamos de contenerlos y aconsejarlos porque muchos viven una situación social difícil. Tuvimos algunos casos de coronavirus, por contagio de algún familiar, por suerte sin gravedad".

"Tenemos cerca de cien chicos desde los 5 o 6 años hasta los 18. Jugamos los torneos Evita de la Liga de Moreno" nos señala el técnico que es trabajador de la televisión y desde 2015 fue contactado por Ivan Samuel e incorporado por Claudio Maidana, con la intervención de Alejandro Moreira, al fútbol del club.

Daniel no oculta su temor porque algunos de sus jugadores no vuelvan a sus equipos cuando se retome la actividad. "Habrá pasado un año y se pierde la continuidad. La idea es primero hacer un trabajo emocional y después recién nos ocuparemos de lo futbolístico".

La Liga ya autorizó el regreso de los entrenamientos de los juveniles, con estrictos protocolos, pero la conducción del SAT decidió no hacerlo por lo que queda del año. "Es una determinación prudente que comparto. No hay competencia a la vista, hay riesgos y no sabemos si los padres los van a autorizar".

Para el 2021, el club decidirá. Como todos, el técnico espera que toda la situación sanitaria mejore. Y antes de despedirse, el técnico que ahora colabora con la primera femenina, nos deja un mensaje a 5 años de sumarse al SAT. "Quiero agradecerle a todos. A quienes me convocaron, a los colaboradores y a cada uno de los jugadores que estuvieron  conmigo, porque todos me dejaron una enseñanza".

Las divisiones infantiles juveniles del SAT volverán en el 2021, con la energía que supone haber superado este año de parálisis. El club los estará esperando.